‘Clean eating’, la nueva tendencia mundial en alimentación

Llevar una vida fit está cada vez más a la orden del día. Según los expertos, para estar sano es imprescindible llevar una dieta variada que aporte todos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo y, sobre todo, incluir mucha fruta y verdura. Todo esto, combinado con hacer ejercicio regularmente.

No obstante, una nueva tendencia en alimentación que está creciendo de forma destacada es el ‘clean eating’, que va un paso más allá. Aquellos que apuestan por seguir esta dieta, no sólo cumplen las reglas anteriores sino que, además, añaden otras más estrictas: sólo consumen productos ecológicos sin procesar, evitan los azúcares añadidos utilizando otros endulzantes naturales, ingieren únicamente grasas saludables y beben mucha agua.

Además, esta tendencia apuesta por una forma de cocina tradicional y menos agresiva, como por ejemplo la cocción, los guisos y la plancha; por lo que supone una especie de regreso al pasado en cuanto a la alimentación se refiere.

 

Beneficios

La alimentación limpia ayuda a controlar el peso, gracias a que todas las grasas que se consumen son saludables, y los alimentos, al estar poco o nada procesados, contribuyen a que mejore nuestra salud y calidad de vida, ya que ayudan a prevenir enfermedades.

Por otro lado, el hecho de que el consumidor esté cada vez más interesado en llevar una dieta sana, fuerza a la industria alimentaria a introducir cambios en la composición de sus productos para hacerlos cada vez más saludables.

 

Todo un reto

El problema para muchos es que este tipo de dieta conlleva más dinero y tiempo que, por ejemplo, alimentarse de productos procesados o de comida rápida.

Por eso, embarcarse en la aventura del ‘clean eating’ supone hacer cambios importantes en el estilo de vida de la sociedad actual, comenzando por prescindir de alimentos tan habituales como el pan blanco, las pastas o los cereales del desayuno y sustituirlos por productos integrales y granos enteros.

Así, la forma ideal de seguir esta dieta no es preocuparse de contar calorías o de pesar la cantidad de comida que ingerimos, sino darle importancia a mantener una dieta equilibrada a base de alimentos ecológicos y cocinados de forma tradicional.

Fuente: Mundo Deportivo